25 de enero de 2012. La Comisaria. Plaza del Arbol, 5 Tfno: 963910739

Especialidad del local: cocina mediterránea con toques orientales
Ambiente: restaurante sin pretensiones, funcional
Plato que no te puedes perder: pollo campero con aroma hindú y toques de barbacoa
http://elmiercolestoca.blogspot.com/2012/01/25-de-enero-de-2012-la-comisaria-plaza.html
Nos sirvieron todo lo que pedimos de la carta: No pedimos, era un menú cerrado

1. Ingredientes reconocibles: 8
2. Saludable: 9
3. Emplatado y decoración: 9
4. Raciones generosas: 9
5. Cocina regional: no
6. Tecnología punta: si
7. Sabroso: 9
8. Equilibrio: 9
9. Vajilla y cristalería: 8
10. Relación calidad-precio: 9
Puntuación EMT 70 sobre 80
Puntuación del grupo PIG: 3

Esta noche de miércoles nos volvemos a unir a Vino Valencia a catar tres vinos valencianos y luego degustar la cena que han dispuesto en este local.
Estamos en el barrio del Carmen y vamos a encontrarnos con un local que lleva 8 meses abierto. Su dueño Edward Phillips Blanco nos va a ofrecer una cocina mediterránea con toques japoneses y muy creativa.
Para comenzar, degustamos un vino blanco de la bodega Torrevellisca, Embrujo 2011: 100% malvasia, vino blanco sin crianza, con una bajísima acidez y toques dulzones. Con él viene una tapa de bacalao, patata con mayonesa de ajo y unas tiras de algas (rica y sorprendente).
El segundo vino es un tinto joven, Embrujo Negro: vino joven elaborado con monastrell y syrah al 50%, con un mes de crianza. Vino contundente, salvaje con acidez. Viene con una tapa de chips con un centro de queso cremoso especiado y unas tiras de lombarda (buena tapa).
El tercer vino: Crianza Argentum de Zagromonte el 2009 con 15 meses de barrica de roble americano y francés. Elaborado con tempranillo y cabernet sauvignon al 50%. Aromático, con toques de vainilla. En boca es más simple de lo que se esperaba por lo que percibimos en nariz: toques de café con leche, baja acidez, taninos integrados. Como tapa viene un chupachup de foie con petacetas (divertida tapa).
Para cenar nos vamos a quedar con este tercer vino porque es el que resulta más adecuado para que resista diversos platos.
Como primer plato nos traen un tomate valenciano en tres texturas: tremendo tomate laminado con con espuma de tomate, con especias, buen aceite. Plato fresco y muy sabroso. Con este plato viene una cesta con cuatro panecillos (de pipas de calabaza, integral, de semillas de amapola y con  sesamo blanco) recién hecho y que nos vienen de perlas para hacer barquitos en los restos del plato de tomate.
El segundo plato son unos huevos rotos con jamón ibérico: Impresionantes patatas con cebolla, un huevo hecho en plancha pero con la yema sin cuajar y unas lonchas de jamón ibérico. Plato tradicionar pero con un sabor mucho más potente. ¡Delicioso!
El plato principal es un pollo campero con perfume hindú y toque barbacoa. Un tierno y laminado pollo con una base de curry suave. Plato divertido, rico en sabores y matices. Una provocación para las papilas. Por poner un pero ¿algo más de picante?.
Como postre nos sirven un chocolate en texturas y temperaturas: una lámina de un bizcocho de chocolate no excesivamente dulce con una cobertura de espuma de leche merengada y petacetas y un enorme fresón. Nos terminamos hasta los adornos.
Quesoy remata la cena con su consabido ristreto (que viene algo largo) mientras Karoleta le acompaña ultimando la copa de vino. Como detalle de la casa nos ponen dos mistelas que Quesoy degusta con placer.
Confesar que fue un placer ver a Edward en plena acción ya que nuestra mesa daba a la cocina (abierta) y frente a la barra donde prepara, decora y ultima los platos. Un buen hacer, unas buenas manos que preparan entretenidos y sabrosos platos con un importante número de ingredientes que desaparecen a la vista pero no a los sentidos que se sienten provocados a descubrir.

2 comentarios:

Laura dijo...

que gracia, ayer cenamos cerquita de La comisaria que vi ayer por casualidad y me llamó la atención su nombre.

Como seguidora y consultora del blog para mis cenas quería pedirles si podían poner en las etiquetas la zona del restaurante, que a veces busco por barrio o distrito y es imposible localizarlos.
Un besote

Anónimo dijo...

Hola! Hmmmm...no sé porqué pero me da que el otro día conocí a Karoleta. Justo el día de la cena en la Comisaría una chica me preguntó que si la plaza Centenar de la Ploma (donde hay un ficus enorme) era la plaza del Árbol...y le dije que justamente era la de detrás.

Seguro que era Karoleta!!!

Si lo llego a saber le pido un autógrafo...jajaja...

Bueno chicos, que me encanta vuestro blog y me alegro de que hayais ido a probar este sitio nuevo, porque yo vivo al ladito y aún no he podido.

Seguir así. Un beso!