28 de septiembre de 2011. *Cuina al quadrat* c/ Roteros, 12 Tel 961 108 700 - 672 670 861




Especialidad del local: tapas creativas
Ambiente: acogedor
Plato que no te puedes perder: croquetas, cordero con couscous


http://elmiercolestoca.blogspot.com/2011/09/28-de-septiembre-de-2011-cuina-al.html
Nos sirvieron todo lo que pedimos de la carta: Si







1. Ingredientes reconocibles: 8
2. Saludable: 9
3. Emplatado y decoración: 8
4. Raciones generosas: 9
5. Cocina regional: no
6. Tecnología punta: no
7. Sabroso: 9
8. Equilibrio: 9
9. Vajilla y cristalería: 9
10. Relación calidad-precio: 9

Puntuación EMT: 70 sobre 80
Nos vamos al barrio del Carmen, al distrito de Ciutat Vella, a encontrarnos con un gastrobar que lleva poco menos de un año abierto.
Cuando entramos vemos un local decorado de forma funcional, acogedor y cómodo. Destacar el adorno de una pared: en ella se proyectan platos del local y lugares de Valencia, con dos vértices acotados por una especie de marcos; es un original detalle que nos entretiene y hace las veces de un enorme cuadro 'vivo'. 
Nos ubican en una mesa preparada para dos comensales. Sandra, quien nos atenderá durante toda la cena, nos deja con las cartas. Hay entrantes fríos y calientes, pescado, carnes y postres. 
Para acompañar nuestra cena, invitamos a San Román del 2007, un vino DO. Toro, potente redondo, goloso. Un vino impresionante que nos enamora y nos hace disfrutar durante toda la cena de su compañía.
Mientras esperamos nuestros plato, nos traen como detalle de la casa un pastel de salmón: impresionante pastel frío, con un fino pero muy presente sabor de salmón que nos hace presagiar una muy buena cena. En este plato ya comenzamos a preguntar por los ingredientes porque no nos ponemos de acuerdo sobre ellos. Sandra atentamente pregunta en cocina para sacarnos de nuestras dudas.
Como entrantes pedimos unas croquetas de pollo asado: crujientes y tremendas croquetas de pollo, con unos presentes trozos de pollo dentro de ellas. ¡Soberbias!
Steak tartar a nuestra manera: sabroso steak tartar muy salseado que evita las aprensiones de quienes no disfrutan de la carne cruda. Está impresionante aunque para Karoleta le faltaba picante. Al final de la cena, el chef Sergio Mohedano (chef que estuvo en el Bulli en sus comienzos) nos aclarará que la salsa es una salsa que elabora para el steak y que como últimamente se han quejado de ser muy fuerte, esta de hoy la había elaborado más suave. El picante en el steak tartar no gusta a todo el mundo. Así que le recomendamos preguntar a los comensales para elaborarlo más a gusto de los comensales. Realmente impresionante.
Cordero asado con cous-cous al aroma de naranja. ¿Qué decir? cordero deshuesado montado en una especie de flan sobre una base de couscous y con un rotundo aroma y sabor a naranja. Nos hace enmudecer. Rico, rico.
Como hemos estado discutiendo sobre las croquetas y a Quesoy le gustan mucho las de jamón (que también estaban en la carta), nos invitan a probarlas. Nos traen una croqueta de jamón (francamente impresionante, con trozos visibles y evidentes de jamón) y otra de berenjenas (la más sofisticada y delicada de las tres. Berenjenas asadas condimentadas con canela. ¡Nos enamoran!). Tenemos serias dudas de por cual de las tres decantarnos. ¿Nos podemos quedar con las tres? 
En este punto Sergio ha abandonado su reino, para acudir a nuestra mesa, suponemos que para conocer a esa mesa de 'curiosos' que preguntan y preguntan y se les nota el disfrute que están obteniendo con la cena.
Como postre nos decidimos por un flan de café: cremoso flan con una salsa de un café suave muy aromatizado al limón. Un buen postre para rematar nuestra cena.
Quesoy remata la cena con su consabido ristreto y pese a que nos preguntan si queremos algún licor, declinamos la propuesta para seguir disfrutan con nuestro vino San Román.
Al final tenemos una conversación con Sergio Mohedano sobre los platos, la filosofía del local, el momento actual para los locales... Una nutriente conversación que redondea nuestra sabrosa cena.

21 de septiembre de 2011. *Coloniales Huerta* c/ Maestro Gozalbo, 13 Tel 96 334 80 09

Especialidad del local: tapas creativas
Ambiente: acogedor
Plato que no te puedes perder: Figatell de rabo de toro, salazones (especialmente, arenques)


http://elmiercolestoca.blogspot.com/2011/09/21-de-septiembre-de-2011-coloniales.html 
Nos sirvieron todo lo que pedimos de la carta: Si


Puntuación EMT: 70 sobre 80
1. Ingredientes reconocibles: 9
2. Saludable: 9
3. Emplatado y decoración: 8
4. Raciones generosas: 8
5. Cocina regional: no
6. Tecnología punta: no
7. Sabroso: 9
8. Equilibrio: 9
9. Vajilla y cristalería: 9
10. Relación calidad-precio: 9
Si, repetimos local. ¿Y por qué? porque nos quedamos con ganas de tomar salazones. Nos hemos pasado la semana soñando con los arenques que vimos, con las huevas...Así que aquí estamos para realizar una cena de salazones.
Para acompañar a esta cena, invitamos a nuestra mesa a un cava. Antes, hablamos con Kena, somelier del local. Dado que queremos un cava fuerte y con cuerpo para que aguante y acompañe bien los salazones, nos indica que tomemos Refugi, reserva del 2007 de Loxarel Vitivinicultors, un cava muy fino en boca pero con una acidez estupenda que nos limpiará la boca a la perfección.
Y vamos con la cena.
Como detalle de la casa nos traen unas papas caseras (fantásticas) y unos trocitos de fuet tremendos. Nos traen un cubo con panes diversos, con un cuenco de buen aceite de oliva y sal. Comenzamos bien.
Antes de los salazones pedimos un foie micuit con brevas: estupendo micuit (eliminado el frío con un delicado pase de calor) que conjuga a la perfección con los trozos de higo que hay en el plato. Nos encanta, así como el pan de leche tostado que nos transporta a las meriendas de la niñez donde con mezcla como chorizo u otro embutido nos llenaba de felicidad.
Dips de polenta con dos salsas: una de tomate (deliciosa) y otra de queso que no nos termina de convencer. Es el plato que menos nos ha entusiasmado.
Impresionante figatell de rabo de toro con puré de manzanas y cebolla. Sin dudarlo, es un plato estrella.
Como salazones pedimos: huevas de atún (delicadas, elegantes), huevas de maruca (para los amantes del salazón. Fuertes, sabrosas) y un arenque. Este nos viene preparado: los lomos han sido pasados por plancha lo que potencia su ahumado (¡¡diosmioquéricoestá!!) y las huevas vienen en otro plato acompañadas de mantequilla en pomada (Aquí si que ya nos ponemos serios. Este es un bocado soberbio: huevas saladas, con profundo sabor a mar, dulcificadas por la mantequilla). Quesoy acaba con todo el salazón sin pestañear. Karoleta está ahíta y estos manjares se merecen una lenta y profunda degustación, por lo que pide poderse llevar lo sobrante. Se lo envasan y ¡para casa! Hemos hecho corto con el cava (esperable) y nos sirven dos copas de cava Vegalfaro que rematan a la perfección la cena.
Nos saltamos el postre porque nuestras papilas están del todo saturadas de sal y sinceramente, no nos atrevemos con ninguno de los manjares que encontramos en este local.

 Quesoy finaliza la cena con su consabido ristreto mientras Karoleta le acompaña con un vaquerito Jim Beam.
En esta cena nos ha atendido Kena, Sergio (ambos muy atentos a que nuestras copas tuvieran siempre cava), Katherina y al final salió de sus fogones Taso con el que tuvimos una larga y muy interesante conversación. Nos anuncia novedades y propuestas de nuevos platos. Hablamos de salazones (no obstante, es de origen griego y tremendo conocedor de platos con salazones) de los arenques, de posibilidades. Casi volvemos a cenar de lo sabrosa y nutriente que es la conversación. 
Y nos despedimos hasta la próxima.

14 de septiembre de 2011. *Coloniales Huerta* c/ Maestro Gozalbo, 13 Telf 96 334 80 09

Especialidad del local: tapas creativas

Ambiente: acogedor
Plato que no te puedes perder: carpaccio de presa ibérica, brownie con infusión de lima


http://elmiercolestoca.blogspot.com/2011/09/14-de-septiembre-de-2011-coloniales.html
Nos sirvieron todo lo que pedimos de la carta: No pedimos, tomamos un menú de degustación

Puntuación EMT: 70 sobre 80
1. Ingredientes reconocibles: 9
2. Saludable: 9
3. Emplatado y decoración: 8
4. Raciones generosas: 8
5. Cocina regional: no
6. Tecnología punta: no
7. Sabroso: 9
8. Equilibrio: 9
9. Vajilla y cristalería: 9
10. Relación calidad-precio: 9
VIDEO: Una ensalada muy original.

video
Esta noche vamos al distrito de L'Eixample a encontrarnos con un local de reciente apertura. Ubicado en el antiguo emplazamiento de una carboneria, que fue quien dió cobijo a una de las más emblemáticas y selectas tiendas de coloniales de la ciudad de Valencia, Alimentación Tomás Huerta, nos encontramos con el nuevo proyecto de Javier Andrés, gerente de La Sucursal y Vertical. Coloniales Huerta, convertido en gastrobar manteniendo la idea y decoración original de la tienda de alimentación donde el producto sigue siendo, la estrella del local. Ahora en este espacio aparentemente más informal que los anteriores restaurantes, han mantenido la idea: el buen producto es lo más importante.
Entramos en un local acogedor, bien ambientado donde se han mantenido algunas de las señales de la anterior ultramarinos. Aún se respira.

Nos ubican en una mesa. Estamos rodeados de botellas de vino, de latas, botes...
Nos hace pensar en una deliciosa cena. Nos traen las cartas. Vemos que tienen vino por copas y, por esta noche, nos vamos a inclinar por tomar diferentes vinos. También observamos que tienen un menú noche (también lo hay de comida) y nos inclinamos por él. Son cinco tapas y un plato fuerte más el postre. Y vamos a la cena.
Como vinos pedimos: Crápula del 2008 (vino de Jumilla rotundo, potente. Delicioso). Como no viene a buena temperatura nos invitan a empezar por otro: Barco Lobo del 2007: vino de Valladolid cremoso, más suave.
Viene a una temperatura impecable. Nos encanta. Luego vuelve Crápula, esta vez a una correcta temperatura. ¡Impresionante!.
Más tarde vendrán Tierra de Cubas del 2007 (vino de Cariñena realizado con un coupage. Bueno pero no es el que más nos gusta) y Pierola del 2007 (Rioja 100% tempranillo que se lleva aplausos de nuestras papilas).
Como detalle de la casa nos ponen un paquete de papas caseras (soberbias) y unas tremendas aceitunas. 
Comenzamos por unos chupitos de gazpacho de remolacha con pequeños picatostes y trocitos de queso feta: está muy rico pero echamos de menos más presencia de la remolacha. Viene junto a un cubo con panes diferentes, impresionante aceite de oliva y sal.
Tremendo carpaccio de presa ibérica con lascas de parmesano y rúcula. Sin palabras.
Pimientos asados (con un rotundo sabor a brasas) con sardina ahumada (¡diosmiio!) y pequeñas virutas de bacalao. 
Tartar de atún. Muy aderezado. Refrescante plato.

Pese a que sus ingredientes son los esperables (mezcla de lechugas, tomatitos cherry, maíz, tiras de manzana, fuet...) el aliño vinagreta de miel y frutos secos viene en un tarrito. Delante de nosotros este aliño no pone junto a los ingredientes (que también vienen en un tarro) y lo agita como si de una cocktelera se tratara. ¿Resultado? una ensalada en la que el aliño llega a todos los ingredientes, se emulsiona el aceite y queda repartido de forma equitativa. Nos gusta mucho la idea.
Tramezzini de sobrasada. Rollitos de pan de molde planchado y enrollado, rellenos de sobrasada y queso. Nos remontamos a la infancia, a aquellos sandwiches de sandwichera repletos de sobrasada y queso.
Buen bocado.
Impecables croquetas de bacalao con una espuma de alioli. Sabor tradicional con nueva hechura.
Carrillera  con milhojas de patata, cebolla y bacon: ¡deliciosa!
Como postres vienen dos: crema de chocolate con una capa de leche merengada (poco dulce. Rico, rico) y una infusión de lima con brownie y granos de granada (si, mezcla curiosa pero la infusión suaviza la rotundidad del brownie y nos limpia las papilas). Nos gustan y nos los devoramos.
Quesoy remata la cena con su consabido ristreto mientras Karoleta le acompaña con un vaquerito de Jim Bean. En este punto acude a nuestra mesa Jorge Bretón que abandona momentaneamente su 'reino' (los fogones). Durante toda la cena nos ha atendido con mucha diligencia Sergio y Katherina. Con ellos hablamos de la cena, el local, su filosofía. Entretenida charla que tiene un punto álgido cuando Karoleta se entera de los salazones que poseen en su parte de charcutería (arenques, huevas de merluza, maruca...). Prometemos volver a realizar una cena muy especial: ¡¡salazones!!

Texto: Karoleta Ballestar Ballestar
Webmaster y Fotografías: Andrés Alonso Pons

Hacienda de Chihuahua presentada por La Cava de Pyrene en Beals Cash&Carry, C/Alzira 15 46007 Valencia 963855249

Este miércoles se han destapado unas horas antes de lo habitual,  los frascos de las esencias antes de concurrir a la cena en Coloniales Huerta, Quesoy se ha ido de cata de Sotol, (destilado de agavacea sotol).

En este punto debemos aclarar que el aguamiel de otras especies de agavacea, como la azul, son la base del mezcal y del tequila. En esta presentación y cata, contamos con la presencia de cinco especialidades de SOTOL y una crema de SOTOL, destacando los aromas especiados, herbaceos y avainillados.

Para quesoy, el H5, el más raro y envejecido de estos, en barrica francesa de roble blanco durante 5 años es el indudable ganador, aunque su excasisima producción no nos deja de momento acceder a este producto, esta sin duda destinado a formar parte de los mitos culinarios, aunque todavia no sabemos si logrará lo que el coñac es para la salsa americada, el armagnac para el foie o el calvados para la tarta tatín.


En la presentación que llevan a cabo José Luis Soler 963855249, el distribuidor de HDC para España Alberto Ruiz 660692428 y Enrique Elias, copropietario de Hacienda de Chihuahua HDC en Beals Cash&Carry.

Se nos muestran las grandes diferencias que mantiene el SOTOL con el tequila, y lo acertado de su elección para disfrutar de una bebida espirituosa muy cuidada, pero que mantiene intactos los atributos capaces de tumbarte sin remisión, si no lo manejas con cuidado.

Es el Sotol que degustamos de seis tipos diferentes, todos ellos partiendo del Sotol plata, se obtienen destilados mas envejecidos o mas refinados por filtrados y posteriores destilaciones.

Se nos muestran además de como degustarlos en copa, sin el tradicional limon y sal del tequila, las distintas combinaciones que están de moda en Méjico y las aplicaciones gastronómicas en postres y para flambear mariscos como el camarón.

Aquí se quedan alguna de las recetas
SOTOL PREMIUM MARGARITA
40 c.c. de Sotol Hacienda de Chihuahua
40 c.c. de Licor de Naranja
25 c.c. de zumo de limón
80 c.c. de mezcla para margarita
una lágrima de licor de melón o menta verde
Licuar en hielo, Servir con vaso alto con aro de sal y adornar con rodaja de limón


SOTOL PALOMA
40 c.c. de Sotol Hacienda de Chihuahua
25 c.c. de zumo de limón
Rellenar con refresco de limón
Servir sobre hielo con vaso alto con aro de sal y adornar con rodaja de limón


SOTOL PALOMA

40 c.c. de Sotol Hacienda de Chihuahua
60 c.c. de zumo o puré de fresa o frambuesa
120 c.c. de refresco de limón
Licuar con hielo picado y adornar con rodajas de fruta

SOTOL SILVER
40 c.c. de Sotol Hacienda de Chihuahua

160 c.c. de agua mineral
una lágrima de limón y servir con vaso alto con hielo y adornar con rodaja de limón

Webmaster, texto y Fotografía: Andrés Alonso Pons