24 de septiembre de 2014. The Book c/ Antonio Suarez, 29 Tf 963205959

Especialidad del local: cocina de mercado, cocina de autor
Ambiente: informal
Plato que no te puedes perder: carpaccio de manitas de cerdo con vinagreta de sésamo y cherrys 
Nos sirvieron todo lo que pedimos de la carta:si
 
1 Ingredientes reconocibles: 9
2 Saludable: 9
3 Emplatado y Decoración: 8
4 raciones generosas: 9
5 Cocina regional: No
6 Tecnología punta: no
7 Sabroso: 7
8 Equilibrio: 8
9 Vajilla y cristalería: 8
10 Relación calidad-precio: 9
Puntuación EMT 67 sobre 80
Puntuación PIG 4

Esta noche lluviosa, estrenando otoño, nos vamos de cena a un local que lleva apenas quince días abierto. No tenemos problemas en encontrarlo. Estamos en el distrito El Pla del Real, en el barrio Mestalla. Por ser el día que es de la semana y por la noche tan desapacible que hay volvernos a encontrarnos en un local sin otra mesa ocupada que la nuestra.
Nos dejan elegir la mesa que más nos guste. Elegimos una que da a los ventanales y con buena luz para que salgan muy bien las fotos. Es Alfonso Lanzas, el chef del local, quien se acerca a saludarnos y a traernos las cartas. Nos dice que faltan un par de cosas de la carta pero, por suerte, no son ninguno de los que elegimos. También nos informa que hay un menú nocturno que nos da a conocer (lo hemos visto en un pizarrón fuera pero no lo hemos leído). Pero nos decantamos por la carta.
Como compañero de mesa, y después de hablarlo con Alfonso (porque no lo conocemos) pedimos un vino de Jumilla Wrongo Dongo elaborado con uvas monastrell. Un vino con una crianza suave, amable en boca, ligero en nariz, muy fácil de beber pero que ya en el primer trago nos anuncia que el alcohol que contiene es importante. Nos gusta.
Y ahora lo importante. 
Como entrantes pedimos un impresionante carpaccio de manitas de cerdo con vinagreta de sésamo y cherrys semisecos...sin palabras. Para los amantes de las manitas es un plato que no se deben perder. Y a quien no les guste por la textura que tienen las manitas, puede ser una buena forma de iniciarse en ellas. ¡Soberbias!
Croquetas tigre: buenas croquetas con potente sabor a marisco y buenos tropezones. Ricas ricas.
Crujiente de rabo de toro con parmentier trufado: rabo de toro desmigado dentro de un rollo de pasta filo y sobre un parmentier muy fino. Va acompañado de una salsa reducción del guiso. Normalmente, en nuestras cenas, compartimos todos los platos. En esta ocasión Quesoy se queda con el plato donde nos lo sirven por lo que se queda con casi toda la salsa que llevaba. ¿Problema? mi plato, mi media ración, resultó un poco sosa. De hecho lo hablamos con Alfonso y reconoció que salaban poco el plato por la contundencia de la salsa...Así que ya sabes, si compartes este plato, pide salsa extra ;-)
Como plato principal pedimos un tarrina de cordero con crema de orejones, polenta y pisto marroquí. Tremendo plato. El cordero tierno, la polenta muy bien especiada con cominos, el pisto marroquí delicioso. En este plato volvemos a tener el mismo problema. Nuevamente Quesoy se queda con el plato y las salsas por lo que mi parte de cordero está algo soso. Pues lo dicho, si compartís este plato, hay que pedir extra de salsa.
Pero en el postre Alfonso ubica correctamente el plato para que delante de mi, se quede la salsa. Es un espectacular lingote de chocolate con avellanas y salsa de chocolate negro. Sin palabras.
Quesoy  remata la cena con su consabido ristreto. Como detalle de la casa nos invitan a un orujo de hierbas y como a mi no me agrada mucho, me invitan a un vaquerito de Cutty Sark, mientras conversamos con Alfonso platos, recetas, locales...Buen sitio, buena comida, trato muy amable. Recomendable, muy recomendable.









10 de septiembre de 2014, Vinícolas by Raúl Aleixandre, Marina Real Juan Carlos I Local F2 (Marina Sur) 46024 València, Telefono 96 11 02 244 y 634 414 752

Especialidad del local: cocina mediterránea-creativa

Ambiente: Muy formal, perfecto tanto para comidas de empresa como para cenas románticas.

Plato que no te puedes perder: buñuelos de bacalao

Nos sirvieron todo lo que pedimos de la carta: si


1 Ingredientes reconocibles: 9

2 Saludable: 9

3 Emplatado y Decoración: 9

4 raciones generosas: 8

5 Cocina regional: No

6 Tecnología punta: no

7 Sabroso: 9

8 Equilibrio: 9

9 Vajilla y cristalería: 9

10 Relación calidad-precio: 9


Puntuación EMT 71 sobre 80
Puntuación PIG 4


Que Valencia está de espaldas al mar siempre se ha dicho y pese a que han abierto, y siguen abriendo locales en la zona del puerto y que es una zona muy atractiva, Valencia sigue de espaldas al mar. 


Vamos a cenar al local de Raúl Alexandre, reconocido chef desde hace años y con éxitos en su haber muy nombrados. El local está ubicado en esa zona que intentan reanimar, realzar, anexionar a la ciudad y que sigue siendo complicado. A este local o se va en coche o se va en un taxi pero que el taxista conozca la zona porque si no te puedes encontrar dándote un paseo importante.
Pero vayamos a lo nuestro. El local es acogedor, con mesas muy bien vestidas, con buena distribución y con un personal muy atento. Nos dejan elegir mesa (sólo hay una mesa de la terraza ocupada. Terraza igualmente bien distribuida, con mesas bien vestidas. Preparadas para disfrutar del ambiente marinero y de la cocina) y elegimos una con buena iluminación. 


Como compañero de mesa nos dejamos aconsejar. Nos proponen un blanco DO Ribeiro, Mauro Estévez 2013: blanco limpio, con buena acidez, notas cítricas y algo de flores blancas. Buen compañero.

Como detalle de la casa nos traen una mantequilla con finas hierbas y un buen aceite de oliva virgen extra. El pan es crujiente con buena miga y mejor corteza.


Como entrantes pedimos ostras Gillardeau nº1, con aires de limón: buen bocado, marino, suave acidez. Rico rico.


Buñuelos de bacalao. Los buñuelos son delicados, gustosos, con suave textura. Pero lo mejor del plato es la salsa en la que están: un pilpil con callos de bacalao que nos quita el sentido. Nos devoramos el pan sucando esta maravilla.


Taco de atún rojo con soja y jengibre. En este plato somos más conscientes que nos están emplatando los platos en medias raciones para cada uno. Este es un detalle que nos gusta mucho. Solemos cenar platos compartidos porque nos permite probar más creaciones y que los emplaten por separado es todo un detalle. Bueno…el atún está soberbio, sabroso, tierno. Nos encanta.

Como plato fuerte pedimos un carré de cordero de Viver con patata violeta. Maravilla de plato. Carne tierna y sabrosa, con una salsa sabrosa. Y lo supremo del plato la piel tostada, crujiente y sabrosa. Nos hace enmudecer.


Como postre: higos caramelizados con cassis y helado de vainilla-bourbon. Un postre delicado con unos trocitos de higo dulces y un helado que hace de buen contrapunto. Muy buen postre.


Quesoy remata la cena con su consabido ristreto mientras apuro mi copa de vino blanco. 





27 de agosto de 2014. Contrapunto Palau de les Arts Reina Sofía Avd. del profesor López Piñero, 7. Tf 960046991

Especialidad del local: cocina mediterránea-creativa
Ambiente: informalmente formal
Plato que no te puedes perder: carrilleras de merluza con mayonesa de marisco
Nos sirvieron todo lo que pedimos de la carta: no tenían el plato de vieiras, pico de gallo con aires cítricos
 
1 Ingredientes reconocibles: 8
2 Saludable: 8
3 Emplatado y Decoración: 8
4 raciones generosas: 8
5 Cocina regional: No
6 Tecnología punta: no
7 Sabroso: 9
8 Equilibrio: 8
9 Vajilla y cristalería: 8
10 Relación calidad-precio: 9
Puntuación EMT 66 sobre 80
Puntuación PIG 3 


Estamos en el restaurante ubicado en los bajos del Palau de Les Arts. La primera dificultad es descubrir por dónde bajar. Pese a que se ve desde el puente de Montolivet, su entrada está justo al otro lado del edificio por lo que o se conoce que allí hay un restaurante, o se viene de pasear por todo el complejo del Hemisferic y demás o difícilmente se encontrará este restaurante por casualidad. Confieso que le tenía ganas a este local desde que vi el menú que presentaron en Valencia Cuina Oberta y que no pude disfrutar. Pero vamos a lo importante. 
Mientras espero a Quesoy que se retrasa por motivos laborales, me pido una copa de cava. Copa que tendrán la amabilidad de no poner en la cuenta pese a que dado el tiempo que espero (más de media hora), Josep (quien nos atenderá durante toda la cena) decide ponerme media más. Muchas gracias. Así la espera se hace más corta.
Me dispongo a elegir la cena (dado que me toca a mi elegir local, pedir y pagar) para que cuando venga Quesoy, la cena se ponga en marcha.
Como compañero de mesa he visto uno de los blancos que me encantan: Belondrade y Lurton del 2011. Un verdejo de Rueda, un blanco fermentado en barrica: elegante, sabroso, glicérico, con una persistencia impresionante. Nos enamora.
El primer entrante que pido, no lo tienen: las vieiras...pero Josep me aconseja que pida otro entrante (que se convertirá en el plato de la noche). Los entrantes al final serán: gyozas de titaina y atún fresco bocado delicioso, una titaina soberbia. Rico entrante.
Calamarcitos rellenos sobre parmentier de cebolla tierna: ricos y tiernos calamarcitos que junto a la dulzura de la cebolla, están francamente buenos.
Carrilleras de merluza con mayonesa de marisco: bocaditos de carrilleras de merluza, crujientes, con un rebozado delicado y una mayonesa sabrosa. Plato que nos encanta y nos devoramos sin descanso.
Como plato fuerte un solomillo de ternera con parmentier de patata y minipimiento asado. La carne sabrosa y a nuestro gusto de punto.
Para el postre vuelvo a dejarme aconsejar por Josep: torrija de coco con carpaccio de fresas y helado de té verde. Buena y sabrosa torrija con un sutil helado. Ligero para lo que ha sido la cena y que nos terminamos hasta la última cucharada.
Quesoy remata la cena con su consabido ristreto mientras me deleito con el último sorbo de Belondrade y Lurton.

13 de agosto de 2014. Los 7 percebes c/ Finlandia, 16 Tf 963259889

Especialidad del local: cocina mediterránea
Ambiente: formal
Plato que no te puedes perder: huevos rotos con patatas y jamón
Nos sirvieron todo lo que pedimos de la carta: no tenían cava Pago de Tharsys millesime
 
1 Ingredientes reconocibles: 9
2 Saludable: 7
3 Emplatado y Decoración:7
4 raciones generosas: 8
5 Cocina regional: No
6 Tecnología punta: no
7 Sabroso: 9
8 Equilibrio: 7
9 Vajilla y cristalería: 7
10 Relación calidad-precio: 9 (Reservamos desde la web de Verema y así obtuvimos un 30% de descuento sobre los precios de la carta)
Puntuación EMT 63 sobre 80
Puntuación PIG 3


Esta noche de miércoles vamos a un local que lleva abierto cuatro años. Ha pasado por distintos dueños y con diverso éxito. Lo que más nos gusta es volver a un local en el que estuvimos el 26 de agosto de 2006. Si, es uno de los del principio, de cuando elmiercolestoca no existía. De hecho el decidir que nuestras cenas fueran en miércoles (aún no pensábamos en escribir nuestras cenas y disfrutes en un blog) fue en esta cena. Ha pasado mucho tiempo pero seguimos disfrutando de las cenas de miércoles como si fueran las primeras. 
Pero vamos al presente. Estamos en el distrito de El Pla del Real, en el barrio Mestalla. El local ha cambiado poco pero está muy bien mantenido. Sigue conservando la cava que tapiza toda una pared del restaurante.
Como tercer comensal hemos elegido un cava Pago de Tharsis millesime pero no tienen...bueno, reconsideramos y pedimos un Dominio de la Vega Brut Nature crianza. Cava con toques cítricos, buena burbuja y que se lleva muy bien con pescados (va a ser la tónica de nuestra cena). No viene a buena temperatura. Nos lo refrescan pero esta temperatura nos permite apreciar más los toques cítricos de lo que lo haríamos si hubiera estado a buena temperatura. A lo largo de la cena se convierte en un buen amigo de los platos, sin estridencias, sin demandar sitio. Correcto.
Como detalle de la casa nos ponen una ensaladilla con mariscos: fresca, gustosa y rica. Nos la devoramos.
Ajoarriero: suave y muy esponjoso, con rico sabor y ligero bacalao.
Pulpo a la gallega: correcto pulpo, sabroso y muy tierno sobre patatas algo ensopadas.
Huevos rotos con patatas y jamón ibérico: impresionante plato. Es un clásico y siempre lo disfrutamos pero este plato es especial. Patatas laminadas supercrujientes, láminas muy finas y abundantes de jamón y tres huevos fritos con buenas puntillas, no muy grandes pero muy sabrosos. Un fantástico plato.
Bogavante a la plancha. Quesoy fue hasta el acuario a elegir el bogavante que íbamos a disfrutar. Nos dejaron todos los instrumentos para desmontar el bicho. Fue una tarea ardua pero valió la pena: sabroso, potente, de carne delicada, en su punto. Disfrutamos como niños y nos pusimos como ellos de goterones y manchas.
Estamos tan ahítos que una vez más (de las pocas) nos saltamos el postre. Quesoy remata la cena con su consabido ristreto mientras nos ofrecen unas copas de cava bien frío del que tienen de la casa (cava correcto y que se agradece).
Una vez finalizada la cena, vuelven a tener el detalle de dejar en nuestra mesa dos botellas con orujo y orujo de hierbas con vasos de chupitos helados...por si apetece.

23 de julio de 2014. Macel.Lum Esencia de Barrio c/ de Boix, 6 Tf 963913875

Especialidad Del local: cocina de mercado, cocina de autor, cocina creativa
Ambiente: informalmente formal
Plato que no te puedes perder: yema de huevo a baja temperatura, babaganush, encurtidos y mojama
Nos sirvieron todo lo que pedimos de la carta: elegimos el menú de degustación
 
1 Ingredientes reconocibles: 8
2 Saludable: 9
3 Emplatado y Decoración: 9
4 raciones generosas: 8
5 Cocina regional: No
6 Tecnología punta: no
7 Sabroso: 9
8 Equilibrio: 9
9 Vajilla y cristalería: 9
10 Relación calidad-precio: 9
Puntuación EMT 70 sobre 80
Puntuación PIG 4 


Esta noche estamos de estreno: vamos a cenar en el nuevo local de Alejandro Platero (restaurante Mulandhara) y hoy es su primer día abierto al público. Estamos en el distrito de Ciutat Vella, en el barrio de La Seu en un local ya conocido de un anterior restaurante con historia en Valencia pero que tanto Alejandro como Raquel han conseguido cambiarle la cara y hacer que no pensemos en el anterior local. Pero vamos a lo importante.
Al ser su primera noche abiertos y además ser miércoles, estamos solos así que podemos ver el local tranquilamente. Nos recibe Raquel, sonriente y amable, como siempre. Nos sitúa en una mesa amplia y cómoda para que disfrutemos de la cena. 
Nos explica el menú: hay varios y con distintas propuestas y también podemos pedir de la carta. El local también dispone de unas tapas para tomar en barra...en otra ocasión.
Tengo claro que esta noche y esta cena, se merece un cava. Cava Privat Laiéta elaborado con chardonnay y pinot noir de burbuja fina. Amable, fresco, seco y ligeramente afrutado. Fantástico compañero de cena.
El menú de degustación consta de un detalle de la casa: ajoblanco de cacahuete y salazones. Impresionante sabor a cacahuete. 
Entrantes: ceviche de sama (pescado de roca). Tremendo!
Clotxinas valencianas con pepino: plato refrescante, sabroso, rico, veraniego. ¡Me lo quedo!
Foie de hígado de rape con escabeche de naranja...Impresionante, delicioso, delicado, gustoso. 
El imprescindible: yema de huevo  con babaganush, mojama y encurtidos. Cada vez que tengo la oportunidad de comer este plato vuelve a asombrarme los sabores, el ensamblaje tan maravilloso. No hay que perdérselo.
Como plato fuerte de pescado: pargo en jugo de pollo a l'ast. Un pescado fino, delicado con una salsa deliciosa y sabrosa. Pese a lo estravagante del conjunto el resultado es delicioso.
Como plato fuerte de carne: presa ibérica con toyina de atún. Plato, como todos los anteriores, lleno de sabor y sorpresas. 
Como postre: pan, aceite y chocolate. Todo el postre es soberbio, no muy dulce, nada empalagoso pero mención especial se merece la peineta de pan con aceite, algo tan simple y tan increíble. Nos encanta. Para acompañar al postre nos pedimos una copa de cava Juve Camps porque, claro, hemos hecho corto.
Quesoy remata la cena con su consabido ristreto mientras hablamos con Alejandro y le felicitamos por la cena, por los platos, por el nuevo local, por la nueva oferta que disfrutaremos en Mulandhara.