18 de febrero de 2009. La Alacena

Esta noche nos vamos de cena a un local ubicado en el distrito de Camins al grau, barrio de Penya-roja: La Alacena.
En una calle con poca vida comercial, por lo menos nocturna, nos encontramos con un local con aire moderno, un ocurrente panal donde duermen las botellas de vino y una decoración original y agradable, muy luminosa.
Nos sitúan en una mesa para cuatro, muy de agradecer, y nos traen las cartas. Al sentarnos podemos observar mejor el local: hay una pared adornada con cantos rodados que la convierten en una bonita decoración natural y una gran columna central tapizada de pizarra que se transforma en una gran carta donde se disponen los nombres de los vinos que tienen ofertados (por copas y/o botellas) y los platos de comida. Buena ocurrencia.
Nos atenderá Sebastian, un sueco que ya tuvo contacto con la hostelería de su país y que se desvive por atender, sugerir y aprender. Confiesa que desconoce muchos vinos de la carta porque "en mi país los vinos españoles conocidos son los riojas" (comenta). De los vinos sugeridos nos llama la atención un rioja con un precio tremendamente económico para haber dormido 24 meses en barrica americana, Jaldun, un rioja que pedimos nos sirvan una copa para probarlo. Pese a que es un joven engreído, apunta maneras y si la comida fuera contundente y el paladar poco limado, es un buen vino para una cena. Pero nos apetece algo más tranquilo...así que Karoleta se inclina por uno de sus 'ojitos', Santa Rosa del 2003, un vino de Alicante que poco hay que decir de él: tranquilo, elegante, aromático, candidato perfecto para cualquier momento. Lo traen a buena temperatura.
Los platos elegidos son, y después de apetecernos otros platos pero indicarnos que hoy no los tienen como por ejemplo los crujientes de pato y las anchoas..otro día será: carpaccio de buey con queso parmesano (una finas y tiernas lonchas de buey espolvoreadas por una generosa cantidad de queso, sal y aceite. Nos lo terminamos casi sin darnos cuenta), foie casero con manzana verde y reducción de PX (buen foie con sus tropezones de manzana. Lástima que estuviera sobre un lecho de cebolla caramelizada que con su sabor impertinente molesta al foie), pimientos de piquillo rellenos de morcilla ibérica (excepcional y original plato. El mejor de la noche) y huevos rotos con foie y queso curado (Quesoy comenta que hay demasiadas patatas y los huevos están demasiado cuajados. El plato requiere de más cantidad de foie, necesita ser redondeado, aunque sin dudarlo es un buen plato).
Como postre nos inclinamos por una tarta de chocolate: una brutal tarta de chocolate con jarabe de chocolate con la pena que se les había quemado algo el borde, pero hasta llegar ahí...mmmmm ¡soberbia!
Quesoy remata la cena con su consabido ristretto. Nos ofertan una mistela como digestivo. Pedimos sólo una para probarla: viene en una licorera así que nos quedamos sin saber de dónde es aunque tiene un intenso aroma a moscatel...¿mistela de Alicante?

1. Ingredientes reconocibles: 9
2. Saludable: 5
3. Emplatado y decoración: 5
4. Raciones generosas: 9
5. Cocina regional: No
6. Tecnología punta: No
7. Sabroso:8
8. Equilibrio: 2
9. Vajilla y cristalería: 7 (mejor la cristalería)
10. Relación calidad-precio: 8
Puntuación total: 53 sobre 80

(Si quieres saber más sobre en qué nos basamos para puntuar nuestro decálogo, pincha aquí)

En Valencia c/ Andrés Mancebo nº 40 Tel: 961 103 474 - 610 440 064

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En Primer lugar agradeceros que visitarais nuestro restaurante, y aun mas los comentarios que habeis publicado, teniedo en cuenta que nuestras pretensiones son bastante modestas.

Por otro lado Acalarar que la mistela es de Cherubino Valsangiacomo, que pese a venderla tambien embotellada, la compramos a granel y la embotellamos en nuestro local para ofrecerla a los clientes al termino de la cena, sin limite de cantidad y sin coste alguno.

Un saludo y gracias de nuevo

Karoleta y Quesoy dijo...

Muchas gracias por dejarnos un mensaje y sobre todo por hacer un trabajo tan placentero para nosotros.
Gracias también por la aclaración sobre la mistela (que por cierto, preguntamos de dónde era para poner bien la información pero no supieron decirnos) siempre es un detalle que los restaurantes tengan algún tipo de 'regalo' con los comensales. Gusta

¡A disfrutar!