2 de abril de 2008. Restaurante cervecería Padilla

Como en los mejores tiempos esta noche viene con dificultades. La primera: acudimos al local donde se ha hecho la reserva para nuestra cena de miércoles y ¡sorpresa! está cerrado. Quesoy, raudo acude a su plan B pero... no recuerda el nombre y en la misma calle hay varios restaurantes. Debe recurrir al plan C. Y a este llegamos sin problemas y pese a no tener reserva, menos mal que es miércoles y no hay problemas: pueden darnos de cenar y tienen sitio disponible.
El local es un clásico de la zona de la avenida del Oeste que ha ido derivando de ese comienzo como bar-cervecería a un local más inclinado a restaurante: mesas bien dispuestas, amplias y bien vestidas con sus manteles de tela y sus servilletas a juego. Disponen de buenas materias primas y en su carta se observa que no son platos elaborados con creatividad sino más bien que su apuesta es: buenas materias primas y una elaboración sencilla que es lo que necesitan. Si acudimos a este local es porque nos han hablado de un buen plato que elaboran y que no suele ser habitual (gracias Julia).
La carta es extensa y llena de buenas sugerencias. Además Antonio, el gerente y persona que se hará cargo de atendernos, nos canta sugerencias fuera de carta. Nos traen como detalle de la casa, un platillo con esgarrat de buena hechura y con un fantástico bacalao salado...auguramos buena cena. Una vez elegidos los platos, vemos la carta de vinos: muy clásica y llena de apuestas seguras: con sugerencias de algunos valencianos. Nos inclinamos esta noche accidentada por un cava. El primero que solicitamos, Juve Camps, no les queda...así que nos sugiere un Codorniu, Reina Mª Cristina, un cava elaborado para conmemorar el centenario de la concesión a Codorniu por parte de esta monarca, del título de 'proveedores de la casa real'. Un brut elaborado con un coupage de chardonnay, macabeo y xarel.lo que le aportan una buena estructura junto con una gran frescura: fácil de beber, juguetón y perfecto compañero para nuestra cena de hoy.
Los platos que elegimos para nuestra cena son: unas navajas (de excelente tamaño, bien planchadas y sin un asomo de crujiente tierra. ¡Fantásticas!), unas anchoas (excelentemente desbarbadas, en su punto de sal y con una buena textura. Realmente buenas y de buen tamaño. Por ponerles un pero: su excesiva maceración en aceite), un steak tartar (este es el plato del que nos han hablado. Lo prepara Antonio, ante nuestra mesa, con esmero, con todo el ritual de pequeñas porciones de variados ingredientes. Como resultado: una buena carne muy bien condimentada y bien macerada que hacen un steak tartar donde la carne no se detecta como cruda sino como aliñada y con buen equilibrio entre los distintos sabores. ¡Delicioso Steak tartar!. Plato siempre arriesgado y que disfrutamos hasta el final) y un bacalao fresco a la plancha acompañado de verduras al vapor y mayonesa casera (un enorme taco de bacalao hecho en su punto, delicado, fino, sin florituras porque no las necesita y que la mayonesa -exquisita mayonesa de fantástico sabor...de las de mamá- le otorga un punto extra de sabor a este excelente plato).
A estas alturas de cena, ya estamos ahítos pero...hay que llegar a los postres. Decidimos hacer un duelo de postres de chocolates, ambos caseros: una mousse de chocolate (de buena textura, de buen chocolate...algo trufado para el gusto de Karoleta y de generosa ración -como todas las raciones de este local-) frente a un helado de chocolate, realmente fondant de chocolate, con trocitos de chocolate negro (¡madre mía! bueno, bueno y bueno...que a la primera cucharada y después de la mouse parece no tener sabor pero es debido a que la dulzura del otro nos ha dejado sin paladar, pero este se espabila con las siguientes cucharadas. ¡Fantástico!).
Quesoy remata la cena con su café corto, bien cargado.

En Valencia, c/ Padilla nº 5 . Telf: 96 3942192

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con lo que se dice en este articulo, todo lo del Restaurante Padilla esta buenisimo

Quien quiera comer en un lugar centrico de Valencia, comida tradicional y bien hecha ya tiene un lugar donde ir, Restaurante Padilla

Karoleta y Quesoy dijo...

Gracias por tu comentario. Fue una agradable sorpresa encontrarlo.

¡A disfrutar!