24 de septiembre de 2008. El Patio

Con esta cena de miércoles terminamos (¡bien!) el mes temático dedicado a las tabernas andaluzas en Valencia.
El Patio es un local decorado al estilo andalusí con cerámica y alveolos que nos recuerdan a Andalucía. Es un local joven y este miércoles de fútbol lo encontramos muy ruidoso por lo que pedimos que nos sitúen en la terraza.
Nos traen las cartas y al pedir la carta de vinos nos comentan que sólo tienen tres tintos. Nos traen las 3 botellas, porque lo sirven por copas, y nos dejan que probemos los tres. Hay un rioja joven, un ribera del duero joven y con madera pero no crianza y uno de las tierras de Castilla, exactamente de Cuenca. Y el ganador es...Infinitus, el tinto joven de las tierras de Castilla: vino joven, syrah apuntando ligeras maneras pero lejos de sus mayores con crianza. Todo un detalle que nos permitan probar todos los vinos tintos que tienen.
Mientras elegimos los platos nos traen dos pequeños montaditos de pan con queso gratinado con orégano. Un detalle.
Una vez leída la carta (tienen muchos bocadillos pero no es cena de bocadillo) nos inclinamos por, y siempre asesorados por quien nos atiende sobre la cantidad: dos tortitas de camarones 'asomaos' (esta vez, escondidos. Muy buenas de sabor donde si se sentía el sabor de los camarones pero sólo Karoleta tiene la fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos escurridizos crustáceos), patatas serranas (una sartén con crujientes patatas fritas sobre un fondo de tomate frito y recubiertas por lonchas finas de jamón ibérico y dos huevos fritos. Plato contundente pero de muy agradable sabor), champiñones rellenos de jamón y queso azul (buenos champiñones de fuerte sabor que nos recuerdan a los que tomamos en La bodega 'La Ibérica') y media ración de cazón (delicioso y suave cazón adobado que hace las delicias de Quesoy).
Nos cantan los postres y solicitamos el que más chocolate tenga. Nos traen un bizcocho de chocolate, relleno de nata y cubierto de chocolate negro. Eso si, Karoleta ha pedido que no lo adornen con chantilly y lo han recubierto con más chocolate negro. Pese todo el chocolate... faltaba chocolate negro, aunque ante nuestro comentario quien nos atiende se disculpa diciendo que ese tipo de postre, con tanto cacao, suele tener peor acogida que los más ligeros, con menos cacao. Tiene toda la razón pero ¡le faltaba cacao!.
Quesoy remata la cena con su consabido ristreto.

En Valencia, c/ Caravaca nº 10 Tel 963 364 711

2 comentarios:

alex- dijo...

Desconocia la bodega esta.
Os ha faltado el rabo de toro;)!.
Por lo leido esta es la menos aconsejable de las tres,verdad?
Magnifica crónica,una vez más.
Yo me apunto la vakerito de Jack daniel´s después de cenar,ya sabes que el borbon no da resaca...

Karoleta y Quesoy dijo...

Hola Alex, una vez más, gracias por tu comentario.
No tomamos rabo de toro porque no había (ohhhhh!!!!). Esta era una bodega andaluza-bar más de bocadillos y más de gente muy joven (de hecho, y pese a la crisis, estaba llena de gente joven tapeando, cenando, tomando cervezas...bueno y gente no tan joven). No se si era la menos recomendable...creo que son recomendables platos: las patatas serranas estaban muy buenas y el cazón realmente bueno.
Jajajajaja es cierto, el bourbon no da resaca siempre que no hayan excesos.

¡A disfrutar!