9 de enero de 2008. Sobremesa

Comienza para elmiercolestoca la primera cena del 2008.
Acudimos a un local de reciente apertura (lleva unos meses con nuevos dueños) situado en la zona de la avenida de Aragón. Decorado de forma funcional, con buena disposición entre las mesas y una fantástica cava que nos recibe nada más entrar.
Después de leer las cartas de comida y vinos, preguntamos por vinos fuera de carta y nos los indica dentro de la cava. Se nota que la somellier es una enamorada de los vinos de la mancha porque tienen bastantes y no muy conocidos. Nos inclinamos por uno de los vinos del expositor de bonita etiqueta, Juan Gil del 2005, D. O. Jumilla (Murcia). Un tinto 100% monastrell con un intenso pero aromático aroma y con un delicioso sabor a especias. Nos enamora al primer sorbo y nos hace comentar lo fantástico que está (y sigue) durante toda la cena. Como atención de la casa, nos sirven unas aceitunas verdes aliñadas al estilo casero. Muy buenas.
Como cena nos inclinamos por: como entrantes unas tellinas (que no nos terminan de gustar. No nos decidimos si lo que tienen es que son poco frescas o si han estado demasiado tiempo en la plancha. Han perdido la jugosidad y parte de su sabor), foie caliente salteado con habitas baby y ajetes (¡madre mía! nos conquista y hace que olvidemos la mala entrada que ha tenido la cena. Plato de sobresaliente, con una reducción de PX en su justa medida que le confiere un toque dulzón que redondea este plato) y un carpaccio de ahumados escarchado con queso grana padano y un lecho de tomate rallado aliñado (¡bien, bien y bien! nos terminamos el pan, las tostas y todo lo que acompaña al plato y a la cena. Tenemos que pedir más tostas para continuar disfrutando del plato) y como plato fuerte, secreto ibérico, acompañado con patatas fritas, pimientos de padrón y habitas y decorado con una reducción de balsámico (muy buen plato, aunque el secreto tenía excesiva grasa y habían bocados un tanto desapacibles). Como postre dejamos que nos trajera aquel postre que más chocolate tuviera: un brownie con helado de vainilla y decorado con chocolate tibio (¡una delicia! que pone el listón de brownies a distancia galáctica. Ante la pregunta de si nos ha gustado, y por hacer comentario, le decimos que podrían poner más chocolate tibio por encima y que el helado si fuera de cítricos -mandarina- harían del plato algo inolvidable, un plato estrella. Toma buena nota y se lo transmite al cocinero que agradece la sugerencia. Para acompañarlo nos invitan a un vino dulce (un tinto de Chozas Carrascal, Utiel-Requena) que no termina de gustarnos.
Quesoy remata la cena con su consabido ristretto que viene en su justa medida.

En Valencia, Avd. de Aragón, nº 16. Telf: 96 3608112 y 651438990


Ver mapa más grande

4 comentarios:

Anónimo dijo...

HOla!!

Hace muy poco que he comenzado a leer vuestro blog, y me gusta mucho.
Supongo que vuestros motivos tendreís, pero bajo mi modesta opinión sería de mucha ayuda que pusierais los precios, asi los que no conocemos los restaurantes que comentais podríamos hacernos una idea aproximada del coste medio de la cena o de si por el precio merece la pena ir a ese sitio.
Por lo demás el blog me parece fantástico.

Seguid así. Feliz 2008

Karoleta y Quesoy dijo...

Gracias por leernos y por tu comentario.
Tu petición es una de las más frecuentes. Y como ya hemos dicho en las otras ocasiones, no somos una guía de restaurantes, sólo queremos compartir nuestras experiencias gastronómicas pero no tenemos ningún inconveniente en decir los precios de las cenas (eso si, las más recientes que aún recordamos) pero a título personal. Sólo tienes que escribirnos a cualquiera de nuestros correos
quesoy@elmiercolestoca.com
karoleta@elmiercolestoca.com
(aunque suele ser karoleta la que se queda con las cuentas de las cenas)y con mucho gusto responderemos a las preguntas sobre precios.
De nuevo gracias por tus ánimos.

¡A disfrutar!

Anónimo dijo...

Me gusta de verdad, vuestro blog, que sigo con interés, pero decirme una cosa ¿de verdad un Jumilla es un cino de la Mancha?, besos

Karoleta y Quesoy dijo...

Ohhhh!!!! Lo sentimos. Lo cierto es que la somillier es una enamorada de los vinos manchegos. Nosotros nos inclinamos por un vino del expositor por la etiqueta. Y no...un vino de Jumilla no es manchego, es murciano. Muchas gracias por hacernos caer en nuestro error. Vamos a corregir la errata en nuestro blog.

¡A disfrutar!