26 de septiembre de 2007. De Dietrich y Rausell

En las inmediaciones del lugar elegido para nuestra cena se esta desarrollando, este miércoles, una curiosa "melange" de gastronomía, humor, tecnología y arte mediático donde se nota, desde el principio, la influencia del gurú Ferran Adriá (El Bulli). Invitados por Cristina Gil (quien nos envía toda la información del evento) y atendido por Naiara, comercial de De Dietrich, allí se presenta Quesoy, en representación de elmiercolestoca, con su curiosidad intacta, a presenciarlo en la calle Palleter 22 de Valencia, para seguidamente y tras un pequeño coctel acudir al lugar elegido para la cena.

Ver mapa más grande
Esta cena de miércoles va a ser en un clásico de Valencia, aunque ahora han renovado todo el local y parece un local nuevo y vanguardista. Toda la decoración es moderna pero con estilo clásico y destacar los lienzos que han colgado: realmente bonitos.
Como siempre, es un local que sea el día que sea, está lleno. Tienen muy buenas materias primas y a precios más que razonables.
La casualidad hace que Quesoy se encuentre una persona conocida que nos ayuda con la cena, dado que es una asidua del local. Nos dice que nos dejemos aconsejar en el vino por quien nos atiende, que es un buen entendido. Pero como nos gusta leer y leer cartas de vinos, después de cantarnos algunos vinos, decide traernos la carta. Nos la leemos de cabo a rabo y vemos muchos 'amores', pero esta noche invitamos a acompañarnos a un Mauro del 2003, un tinto de la tierra de Castilla y León, de un aroma profundo y lleno de matices, de un sabor redondo que va convirtiéndose en un 'plato a tener en cuenta' en la medida que avanza la cena, por lo que le dedicamos algunos mmmm y varios suspiros. Un vino espectacular que traen a una más que correcta temperatura. Oyendo sus sugerencias nos decantamos como entrantes por: unas cigalas salteadas con ajetes (¡dios mio qué entrante! delicadas, sabrosas, en su punto de hechura. Resumiendo: cada día más creemos que dios existe), un revuelto con foie (un revuelto de setas que coronan con unas virutas de micuit que hacen un resultado de ¡oh dios mio! otra vez. El conjunto es impresionante) y un calamar a la plancha (que pese a lo poco llamativo del plato, en esta ocasión es un calamar tierno pero con un intenso sabor a calamar a la plancha, acompañado por unas verduras a la plancha. Aunque tradicional y nada aparatoso, buen plato). Como plato fuerte nos inclinamos por un solomillo de ternera para compartir. Lo traen trinchado y a nuestro punto: bien planchado por fuera y crudo por dentro, acompañado por unas patatas panaderas. Pese a lo 'soso' del solomillo frente a otras carnes más sabrosas, no deja de ser una de las piezas más tiernas de la ternera. Un buen segundo con una excelente hechura. Para rematar la cena, el postre es una tarta de chocolate que el pastelero de al lado les hace sólo para ellos: una deliciosa tarta de chocolate pese a no ser toda de chocolate negro (a Quesoy le hace cerrar los ojos y suspirar y a Karoleta le hace pensar que ojalá fuera de chocolate negro toda toda toda...). Quesoy termina con su consabido ristreto que entienden y traen a la perfección.

En Valencia, c/ Ángel Guimerá, 61. Telf: 96 3843193

Ver mapa más grande

2 comentarios:

David Ferrer dijo...

Espectacular bloc!!!!
Molt bona idea... espere que tingueu molts bons sopars i que ens continueu fent disfrutar dels menjars i vins que vos ompliaran l'esperit.

Gràcies i molt bon profit!

Karoleta y Quesoy dijo...

Gracias David por tus palabras. Esperamos, como bien dices, seguir llenando nuestro espíritu de buenas cenas y buenos vinos y esperamos, cómo no, compartirlo con quienes nos leéis.

¡A disfrutar!

PD. El color del blog es todo un intento de homenaje (lo más cercano posible) al color burdeos del vino tinto. Jajajajaja lamentamos que no te guste mucho. Intentaremos mejorarlo ;-)