26 de mayo del 2010. Maramao


Vamos en busca de un local que está en el barrio de El Mercat, distrito Ciutat Vella. Hemos vuelto a hacer uso de una forma de reservas por internet (El Tenedor) donde nos encontramos con noticias sobre ofertas y descuentos.
Resulta elegido un restaurante italiano, de ambiente fresco y coqueto, con distintos niveles y poca distancia entre mesas, aunque por ser miércoles gozamos de mayor comodidad (hay algunas mesas ocupadas pero ninguna cerca).
La reserva que hemos hecho a través de la web "el tenedor", coincide exactamente con el menú que oferta el local en una pizarra, se trata de una degustación para dos que se compone de dos entrantes, dos segundos de pasta, el postre y una bebida. Dado que el vino queremos escogerlo y esta de menú, pedimos unas cervezas para ir refrescando la espera de los platos que vamos a degustar.
Aunque la carta posee numerosas referencias de caldos italianos, como vino nos inclinamos por uno de la terreta, Penya Cadiella del 2005  de Vins del Comtat D.O. Alicante. Un tinto elaborado con un coupage de cinco uvas, vino que viene cual miura a nuestra mesa, con unos aromas que delatan la necesidad de abrirlo, es muy alcoholico y por ello, le damos el tiempo para que se oxigene, lo decantamos y lo enfriamos un poco mas para amansarlo y si, se convierte en un agradable compañero de mesa,  nos gusta mucho como evoluciona a lo largo de la cena y como se va mostrando cada vez más complejo en sabores.
Como primer entrante es un plato de quesos italianos: mozzarella, un expléndido gorgonzola (el mejor del lote según Karoleta), unas tiras de un provolone que hace las delicias de Quesoy y unos trozos de parmesano acompañdos por unos grisines. Buen comienzo.
El segundo entrante lo borda unas delicias de salmón: una lámina de calabacín apenas cocido con una cucharada de una crema de queso con higo (delicioso) y una boina de salmón. Acompañado de un pan tostado y rúcula. Rico y fresco plato, muy indicado para la primera noche calurosa de este preverano.
Como primer segundo nos viene una cesta de queso (agradable sorpresa) rellena de papardelle ai funghi porcini: fantástica pasta con setas con una lluvia de parmesano y orégano. Dejamos el plato bien limpio.
El segundo plato fuerte es una lasagna de verduras: fina y bien elaborada lasagna sólo con verduras. Quesoy echa de menos la carne aunque según va comiendo reconoce que está rica rica. Viene con una cucharada de pesto y, cómo no, una lluvia de parmesano.
El postre es un tiramisú en copa: rico y suave tiramisú con un corazón de un bizcocho bien empapado de café. Bueno y sin resultar pesado.
Quesoy remata la cena con su consabido ristreto que viene algo largo. Como digestivos tomamos un limoncello (detalle de la casa) y un Jack Daniels.

1. Ingredientes reconocibles: 9
2. Saludable: 8
3. Emplatado y decoración: 8
4. Raciones generosas: 8
5. Cocina regional: si
6. Tecnología punta: no
7. Sabroso: 9
8. Equilibrio: 8
9. Vajilla y cristalería: 7
10. Relación calidad-precio: 8
Total puntos: 65 sobre 80
Precio medio-bajo (sin contar el vino) 

En Valencia c/ Corregería nº37  Tel 963 923 174

2 comentarios:

Carmen dijo...

Conozco este sitio, la comida es excelente, pero a veces me resulta un poco agobiante, sobre todo en verano.

Karoleta y Quesoy dijo...

Gracias Carmen por tu comentario. Ya comentamos que la distancia entre mesas es muy reducida así que imaginamos que lleno y un día de mucho calor puede resultar, como tú dices, agobiante.

¡A disfrutar!