19 de agosto de 2009. Vertical

Noche de cena de miércoles y de sorpesa para Karoleta. Quesoy se pierde en el distrito Camins al Grau, en el barrio de Penya-roja, buscando el número 19, alrededor de enormes edificios de reciente construcción, por lo que decide entrar en el hotel Confortel a preguntar, lo cual una vez en el impresionante vestíbulo ya no era necesario, estábamos en el sitio correcto, pero
aún debíamos proseguir la búsqueda, cartel tras cartel, nos vamos dirigiendo al objetivo a través de los ascensores, hasta llegar a la última planta, donde se encuentra uno de los restaurantes del edificio Aqua, precisamente, el que tiene estrella Michelín,
y que se encuentra situado frente a la Ciutat
de les Arts i les Ciences, razón por lo que cuenta
con unas vistas fantasticas.



Hay varias mesas ocupadas pero nos dejan elegir de entre las que hay libres, una cualquiera, pero elegimos la que tiene enchufe a la corriente electrica para poder recargar el términal samsung SGH Z720, con el que hacemos normalmente las fotos y que hoy viene un poquito bajo debatería para la avalancha de platos que vamos a retratar y degustar.
Buena vajilla y muy buena cristaleria.
Las mesas son muy amplias y vestidas con caminos de mesa. Nuestra primera sorpresa es que no hay carta, solamente ofrecen un menú cerrado de degustación, el cual nos cantan por si hay algún producto que o no podamos tomar, o no sea de nuestro agrado. Decimos que no hay problema y nos traen la carta de vinos para que elijamos. Es amplia y contiene vinos de todo el mundo. Consultamos con la sommelier pero ya hay unos vinos favoritos. Despues de comentar si maridaba bien con el menú de degustación nos inclinamos por El arbol blanco de las bodegas Aranleón, D. O. Utiel Requena , del 2005: vino intenso en nariz con fuertes aromas a frutas con algo de dulce y en boca cremoso, con fuertes taninos pero nada molestos. Pedimos que lo decantan para que se aplaque y acompañe más que impere en nuestro menú de degustación.
Y comienza el espectáculo. Nos traen unos panecillos para que elijamos: Karoleta se decanta por el de cebolla y Quesoy por el de hierbas. Todos ellos recien hechos. Junto a ellos nos sirven un soberbio aceite de oliva.

Para comenzar nos traen unos aperitivos consistentes en un berberecho con aire de mar, una minitosta con sardina y un bocado de queso con tosta, pan y tomate. Todos minimalistas y de un solo bocado. Hermosos bocados.
También unas mini croquetas de jamón y queso con una salsa-espuma de
tomillo (son las ganadoras de estos entrantes).
El primer entrante y, una vez vista y cenados todos los platos, el favorito por unanimidad, es un tartufo de foie: una media espera de tremendo foie recubierta de cacao negro con una banda de crujiente de maiz. ¡Impresionante! Otro entrante: enormes
trozos de bogavante con unos trozos de fruta (sandía, fresones y uva) que viene con un gazpacho de estas mismas frutas y que sirven en el momento para que esté bien fría.
El contraste es excepcional aunque echamos de menos un sabor más intenso en el bogavante.
Como último entrante viene una vieira con una crema de almendras tibia y un sombrero de crujiente de jamón: realmente excelente.
Como plato de pescado: besugo sobre un lecho de arroz negro y un grugiente de arroz negro. El pescado en su punto y el plato, como todos los otros, decididamente hermoso a la vista.
Como plato de carne: pechuguita de pichón sobre lecho de gazpachos. La pechuga está algo 'peleona' pero el sabor es delicioso. A este plato ya llegamos a duras penas.
Como prepostre, así lo llaman, nos sirven una copa de trocitos de melocotón helado con helado de albaricoque, postre que nos refresca y limpia el paladar para seguir...
De postre viene un brownie con helado de fruta de la pasión y de chocolate.
Está delicioso pero Karoleta ya se deja la mitad porque esta cena es excepcionalmente larga.
Para rematar la cena nos traen una bandejita con mini dulces: un crujiente de frutos secos recubierto de chocolate negro, una crema de coco y una mini madalena de grosellas.
Quesoy sigue sin rematar la cena con su consabido ristreto, y es que prefiere conservar mas tiempo el sabor del postre.

1. Ingredientes reconocibles: 7
2. Saludable: 8
3. Emplatado y decoración: 10
4. Raciones generosas: 8
5. Cocina regional: no
6. Tecnología punta: si
7. Sabroso: 8
8. Equilibrio: 7
9. Vajilla y cristalería: 10
10. Relación calidad-precio: 7
Puntuación total: 65 sobre 80

Local para cenas íntimas y para no perderse las vistas que tiene.

En Valencia c/ Luis García Berlanga nº 19 (dentro del hotel Confortel) Tel 963 303 800

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy interesant evuestro blog, pero.... Vertical no es un restaurante de precio medio, ¿no estais cambiando un poco el nivel?

Karoleta y Quesoy dijo...

Gracias por tu mensaje y tienes razón: este restaurante como otros a los que hemos ido, no es de precio medio.
De vez en cuando, nos salimos, tanto por arriba (Vertical) como por debajo (Dolce notte). Nos gusta que nuestro blog sera heterogéneo en lo que a precios se refiere.
Tal vez deberemos incorporar si es un restaurante de precio medio, alto o bajo. Lo tendremos en cuenta.

¡A disfrutar!

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!!

Suena tentador, ir por allí, pero es que estoy un poco lejos, jijiji

Esto es más que un blog, es toda una pagina de información.............te descubrí en el concurso.
Feliz domingo y un abrazo de oso para vos.

Karoleta y Quesoy dijo...

Gracias por tu comentario. Nos alegra que aunque no puedas disfrutar in situ de lo que contamos, por la distancia, seamos capaces de transmitirte lo agradable y tentador de nuestras cenas.

Abrazos para tí también.

¡A disfrutar!