24 de septiembre de 2014. The Book c/ Antonio Suarez, 29 Tf 963205959

Especialidad del local: cocina de mercado, cocina de autor
Ambiente: informal
Plato que no te puedes perder: carpaccio de manitas de cerdo con vinagreta de sésamo y cherrys 
Nos sirvieron todo lo que pedimos de la carta:si
 
1 Ingredientes reconocibles: 9
2 Saludable: 9
3 Emplatado y Decoración: 8
4 raciones generosas: 9
5 Cocina regional: No
6 Tecnología punta: no
7 Sabroso: 7
8 Equilibrio: 8
9 Vajilla y cristalería: 8
10 Relación calidad-precio: 9
Puntuación EMT 67 sobre 80
Puntuación PIG 4

Esta noche lluviosa, estrenando otoño, nos vamos de cena a un local que lleva apenas quince días abierto. No tenemos problemas en encontrarlo. Estamos en el distrito El Pla del Real, en el barrio Mestalla. Por ser el día que es de la semana y por la noche tan desapacible que hay volvernos a encontrarnos en un local sin otra mesa ocupada que la nuestra.
Nos dejan elegir la mesa que más nos guste. Elegimos una que da a los ventanales y con buena luz para que salgan muy bien las fotos. Es Alfonso Lanzas, el chef del local, quien se acerca a saludarnos y a traernos las cartas. Nos dice que faltan un par de cosas de la carta pero, por suerte, no son ninguno de los que elegimos. También nos informa que hay un menú nocturno que nos da a conocer (lo hemos visto en un pizarrón fuera pero no lo hemos leído). Pero nos decantamos por la carta.
Como compañero de mesa, y después de hablarlo con Alfonso (porque no lo conocemos) pedimos un vino de Jumilla Wrongo Dongo elaborado con uvas monastrell. Un vino con una crianza suave, amable en boca, ligero en nariz, muy fácil de beber pero que ya en el primer trago nos anuncia que el alcohol que contiene es importante. Nos gusta.
Y ahora lo importante. 
Como entrantes pedimos un impresionante carpaccio de manitas de cerdo con vinagreta de sésamo y cherrys semisecos...sin palabras. Para los amantes de las manitas es un plato que no se deben perder. Y a quien no les guste por la textura que tienen las manitas, puede ser una buena forma de iniciarse en ellas. ¡Soberbias!
Croquetas tigre: buenas croquetas con potente sabor a marisco y buenos tropezones. Ricas ricas.
Crujiente de rabo de toro con parmentier trufado: rabo de toro desmigado dentro de un rollo de pasta filo y sobre un parmentier muy fino. Va acompañado de una salsa reducción del guiso. Normalmente, en nuestras cenas, compartimos todos los platos. En esta ocasión Quesoy se queda con el plato donde nos lo sirven por lo que se queda con casi toda la salsa que llevaba. ¿Problema? mi plato, mi media ración, resultó un poco sosa. De hecho lo hablamos con Alfonso y reconoció que salaban poco el plato por la contundencia de la salsa...Así que ya sabes, si compartes este plato, pide salsa extra ;-)
Como plato principal pedimos un tarrina de cordero con crema de orejones, polenta y pisto marroquí. Tremendo plato. El cordero tierno, la polenta muy bien especiada con cominos, el pisto marroquí delicioso. En este plato volvemos a tener el mismo problema. Nuevamente Quesoy se queda con el plato y las salsas por lo que mi parte de cordero está algo soso. Pues lo dicho, si compartís este plato, hay que pedir extra de salsa.
Pero en el postre Alfonso ubica correctamente el plato para que delante de mi, se quede la salsa. Es un espectacular lingote de chocolate con avellanas y salsa de chocolate negro. Sin palabras.
Quesoy  remata la cena con su consabido ristreto. Como detalle de la casa nos invitan a un orujo de hierbas y como a mi no me agrada mucho, me invitan a un vaquerito de Cutty Sark, mientras conversamos con Alfonso platos, recetas, locales...Buen sitio, buena comida, trato muy amable. Recomendable, muy recomendable.









1 comentario:

Laura dijo...

Hola! no suelo comentar pero no me pierdo vuestros post y sigo las recomendaciones descubriendo sitios geniales.
Un saludo!